En esta navidad celebremos la vida, digamos No a la Pólvora | Radio UT
En esta navidad celebremos la vida, digamos No a la Pólvora
En esta navidad celebremos la vida, digamos No a la Pólvora

Por: Salomé Valderrama y Luisa Fernanda Bohórquez 

 

Inició diciembre; las reuniones en familia y la víspera de año nuevo se acercan a paso rápido. Como es tradición, con ello también vienen los platos típicos, la decoración y, desafortunadamente, la pólvora. 

Esa mezcla deflagrante utilizada principalmente para la guerra, como propulsor de proyectiles en las armas de fuego y, “juegos” pirotécnicos. Y aunque parece un juego, no lo es. 

Cientos de personas han muerto y han resultado heridas como resultado de la manipulación de este tipo de elementos explosivos, que aunque la tradición la ha mostrado inofensiva y divertida, genera un resultado distinto. 

Una de las principales y más conocidas consecuencias de la pólvora es que cada año los niños, y también adultos, sufren quemaduras y otras graves afectaciones de salud a causa de su uso, además de los efectos perturbadores que genera en las personas en condiciones especiales. Uno de los grupos vulnerables hacia los ruidos de la pirotecnia es el colectivo en situación de discapacidad, esto debido a que el estadillo generado por estos fuegos artificiales provoca diversas manifestaciones en estas personas.
 

Entre los principales grupos de personas afectadas por la pirotecnia se encuentran las personas en situación de autismo, ya que por su condición presentan “trastornos generalizados del desarrollo”, siendo característico la hipersensibilidad auditiva o hiperacusia.

El reporte más reciente del Instituto Nacional de Salud (INS), asegura que entre el primero y el tres de diciembre de 2021, se reportaron 22 quemados por pólvora en el territorio nacional.  

En el Tolima, tan sólo en la primera semana del mes de diciembre, diez ciudadanos han sufrido quemaduras por la manipulación de elementos pirotécnicos.  Según la secretaría de salud del departamento, la mayoría de los casos se reportan en menores de edad, y lamentablemente, el Tolima es uno de los departamentos que más aporta a la cifra de afectados por el uso de pólvora.

Por otro lado, los animales en especial, quienes desconocen los motivos de su estruendo y efectos explosivos, son los más afectados durante esta temporada. Quienes también habitan el mismo planeta y aunque no están explícitamente legalizados sus derechos, por Ley Universal merecen el respeto y consideración a su vida. 

Taquicardia, temblores, hiperventilación, temor, estrés y ansiedad son algunos de los efectos que puede generar los estruendos en los animales, no solo de compañía, sino a la fauna silvestre que también se ve afectada por la mano del hombre que manipula estos explosivos. 

La tarea de todos los años, es generar conciencia sobre el uso de la pólvora, tanto por los daños directos e indirectos que causa a humanos y animales. Es importante recordar que los animales tienen un oído mucho más sensible que el humano, y en especial las aves se ven muy afectadas teniendo en cuenta que es la noche donde más se usan estos explosivos. 

De igual forma, la pólvora trae consecuencias en el medio ambiente en general. La caída de artefactos (como los conocidos “voladores'') aún encendidos, incrementa las probabilidades de ocurrencias de incendios forestales.  

Además, los efectos negativos sobre la calidad del aire son innegables, ya que la pólvora contiene ciertos compuestos químicos que al ser detonados, son más volátiles, expansivos y perdurables en el aire y  en la tierra.  

Esto genera un impacto doble, tanto en la pureza del aire como en la salud del ser humano, pues las partículas quedan en el aire que se respira y son absorbidas con mayor facilidad por los pulmones, la piel y el sistema linfático, generando afectaciones de manera indirecta en la salud de las personas.

Por lo anterior, el llamado es a la humanidad, a renovar las alternativas de color y belleza en los cielos. El uso indiscriminado de la pólvora continúa cobrando vidas y la tranquilidad de todos. 

Existen nuevas alternativas para dejar atrás los tradicionales juegos pirotécnicos y seguir compartiendo en familia sin que nadie salga afectado, por tanto se han venido implementando los shows drones y la pólvora con bajo impacto auditivo, recordando siempre que su manipulación requiere personal experto.

Diciembre es una época para compartir en familia y celebrar la vida, por qué no iniciar el año nuevo dejando de utilizar la pólvora en estas festividades, cuidando así la vida de los seres queridos y también la de los animales y el medio ambiente. 


 

Últimas Noticias


Hay futuro, si hay paz: Ibagué como epicentro de la esperanza nacional
Dora María Candia, una muestra de amor al arte del Sombrero tolimense
“Me están invitando a la Alcaldía de Ibagué, si hay un respaldo (...) le haría”: Renzo García